¿Como llegamos aquí?

 

Desde las primitivas formas de gobierno en los umbrales del hombre hasta la llegada de este a La Luna, es impresionante. ¿Que iba a pensar el habilis al elaborar sus herramientas a la luz de La Luna, que estas llevarían a su generación a este satélite nuestro?

Desde que nacimos como hombres, nuestro esfuerzo intelectual es el que ha formado a la sociedad, y esta a su vez, ha formado el avance de nosotros mismos como humanos. Desde sistemas de gobierno hasta la manera en la que cocinamos; todo ha sido producto de la sed insaciable del hombre que decidió dar un paso hacia un mundo nuevo.

Pero no cometamos el error que comete el inlitteratumno debemos utilizar el prejuicio moderno con actos del pasado; pues nuestra vida es diferente que una centuria de años y nuestras formas de vida, diferentes. En materia de temas controversiales como el racismo  durante el periodo clásico; no es preciso juzgarlo, mas bien, es preciso tomarlo como referencia.

Pero bebamos del néctar de la sabiduría y reconozcamos que ciertas cosas en esta edad moderna están mal formadas -como lo es la permisividad– y que ciertas cosas en esta edad moderna están totalmente en sepulcro -como es la glorificación del honor-. Porque es precisamente la formación de una idea amorfa, lo que hace que esta se popularice y gane terreno en la historia.

Pero no os fastidio mas con mis indagaciones; todavía me fascina el hecho de que nuestros trabajos de investigación en bibliotecas, pinturas en museos, formas de gobierno y nuestros utensilios, cosas que vemos tan intactas y modernas. Alguna vez formarán parte de un descubrimiento arqueológico que una civilización en 500 años descubrirá bajo ruinas y polvo.

Se asombrarán tanto como yo me asombro con la desaparición del Coloso de Rodas, pero se gratificarán con nuestras cicatrices en la tierra como lo hicieron los romanos con sus acueductos y formaciones de batalla.

 

Bebed de mi, así como yo bebí de quien me precedió; todos estamos sentados en un gran comedor, donde compartimos el cáliz de la sabiduría. Quien no beba de éste cáliz, estará destinado a levantarse de la mesa y no dejar su huella.

 

 

Detalle de imagen: 

Estatua de Uta von Ballenstedt y Ekkehard II

naumburg-chor.jpg

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s