Oda a Atenea

¡Atenea!

De mis decisiones eres testigo

esas que me llevaron a los Campos Elíseos

¡Ea, Atenea! de mi pensamiento eres abrigo

¡y del ocioso eres el eterno castigo!

 

¡Vayamos pues, a visitar el Olimpo!

donde bebemos vino mirando al firmamento

cantamos y tocamos la lira hasta finalizar el alba

y entre hermanos compartimos el trabajo de Hefesto.

 

Incluso en el trirreme soy yo tu servidor Atenea

empuñaré siempre tu lanza del conocimiento

libéradme de estas cadenas y garantizame destreza

para así acabar con los bárbaros por completo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s