Poema final

Atenea.

 

Muéstrame la luz y te seguiré

estás ahí, presente pero inerte

¡te recito a ti, solo a ti te cantaré!

oculta estás, pero yo esperaré a verte.

 

¡Concédeme un último suspiro!

¡no soy feliz sin tu imagen! ¡no soy fuerte!

¡lo grito al cielo y me despojo de todo abrigo!

te he escrito toda clase de poemas solemnes.

 

Tengo tu perdón pero no tengo tu compañía

tus suspiros dirijen mis velas en otra dirección

soy yo quien es culpable de esta desdicha

de este error no hay absolución.

 

Este barco llamado poesía me ha cambiado

no llegaré al puerto, pero si soltaré el timón

y divagaré en el mar como marinero bastardo

hasta que las velas que tu soples vayan a tu corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s