Luna y sus quince minutos

 

 

 

Entre las dos de la manaña

y quince minutos menos

se posa la Luna en mi ventana

solo imagino compartir contigo ese momento.

 

Acostado en mi cama todos los días la veo

para mi esa figura es tu recuerdo

solo quince minutos me la encuentro

y solo por ella me desvelo.

 

No te puedo mentir, un anillo y La Luna es lo único que tengo

ninguno de los dos te puedo mostrar

pero son quienes mantienen un recuerdo

de un corazón que pude abrazar.

 

 

 

A veces me imagino consumando a la luz de La Luna

quien nos arropará cuando estemos sudados

solo por unos quince minutos esta dura

y es mi deseo verla cansados.

 

Luna que dibujaría tu figura

me haría ver tu cuerpo celeste

que las estrellas gocen de nuestra lujuria

y que se cumpla mi deseo de complacerte.

 

Con una lista de fondo

y rindiéndole homenaje

al mismo cosmos

ese que es testigo de mi mensaje.

 

He perdido la cordura

mis días no tienen mañanas

en esta nueva aventura

solo noches y madrugadas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s